Breve historia de la CET


Corría el año 2004 cuando Ángel Juárez, presidente de Mare Terra Fundació Mediterrània y por aquel entonces también de la Associació de Veïns de l’Albada, realizó una serie de llamadas a antiguos compañeros y dirigentes del mundo vecinal. Esas llamadas y posteriores reuniones fueron el germen del nacimiento, ese mismo año, de la Coordinadora d’Entitats de les Comarques de Tarragona (CECT). Pero… ¿por qué precisamente en ese momento?
 
En 2004 se dieron una serie de circunstancias que acabaron motivando el nacimiento de la Coordinadora: una oleada de robos ante la cual los vecinos se sentían desprotegidos, el intenso declive y continuo estado de depresión de los movimientos vecinales y, finalmente, la voluntad de Mare Terra Fundació Mediterrània de ir un paso más allá y sin perder su espíritu de entidad ambiental, evolucionar para funcionar también como una fundación social.
 
A partir de esas llamadas, el movimiento empieza a articularse, iniciando su camino con 17 entidades. Esa plataforma, todavía sin nombre, realiza ese mismo año diversas reuniones en la sede de la Associació de Veïns de l’Albada a las que asisten decenas de personas. En un primer momento, se decide que los temas prioritarios serán la seguridad y la lucha contra el paro. 
 
Ante el rechazo del Ayuntamiento de Tarragona, que no quería reunirse con la plataforma, se decide formalizar la situación a nivel legal. De esta manera, se determina el nombre (CECT), se aprueban unos estatutos y se escoge a una junta directiva, encabezada por Ángel Juárez. En el momento de formalizar la Coordinadora, ésta ya estaba en franca evolución, superando la veintena de entidades adheridas.
 
Durante estos años, la CECT no ha parado de crecer tanto en volumen de actividades como en el nombre de asociaciones vinculadas (actualmente hay más de 90). Durante los últimos tiempos, se ha puesto un especial énfasis en luchar contra los recortes en educación y en sanidad, así como en pedir ayudas sociales para los más necesitados y reformas para combatir la lacra del paro. Muchas cosas han cambiado en la CECT desde su andadura, pero no su espíritu combativo a la hora de defender a los ciudadanos tarraconenses.
 
Durante todo este tiempo, la Coordinadora no ha recibido subvenciones públicas y ha podido seguir adelante porque camina al lado de Mare Terra Fundació Mediterrània, aprovechando sus instalaciones, recursos y equipo humano. Pese a esta hermandad, la CECT se ha hecho con un nombre reconocido y se ha convertido en un proyecto con personalidad y vida propia.
 
En 2014, coincidiendo con el décimo aniversario de su puesta en marcha, la plataforma da un salto adelante con dos transformaciones importantes. En primer lugar, un cambio de nombre, ya que pasa a ser conocida como Coordinadora d’Entitats de Tarragona (CET). Y en segundo término, estrena una nueva web, más funcional y adaptada a los nuevos tiempos, para potenciar la comunicación de todas las actividades que se realizan.
 
Esta ha sido la trayectoria, muy resumida, de la CET hasta el día de hoy. Pero su constante evolución y la infatigable labor de sus colaboradores, nos hace pensar que esta historia, todavía breve, acabará siendo muchísimo más larga…
 
 
 
                     

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.