Los Àpats de Mediterrània al Solric tachan Tarragona de ciudad dormida

Más de cien personas llenaron ayer a rebosar el restaurante Solric, en la cuarta edición de las tertulias `Els Àpats de Mediterrània al Solric' que, excepcionalmente, eran en formato coloquio entre los empresarios, los vecinos y los políticos, moderados por el presidente de Mare Terra Fundació Mediterrània y de la Coordinadora d’ Entitats de Tarragona, Ángel Juárez.

Por parte de los empresarios, participaron el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Tarragona Ciudad, Javier Escribano y el de la Vía T, Salvador Minguella; de los vecinos, el vicepresidente de la CET, Roberto Hernández y Ramón Núñez, del colectivo Farts de Soroll y de los políticos, Begoña Floria (PSC), Imma Rodríguez (PP); Rubén Viñuales (Cs), Xavi Puig (ERC) y Dídac Navidad (Junts xCAT).

Entre el público, había una nutrida representación del comercio y del ocio de la ciudad y en el turno de preguntas, la mayoría dibujó una Tarragona muy dormida que hay que despertar con voluntad política y orgullo de ciudad. Entre los más aplaudidos, una comerciante que denunció que ella es la tercera generación de su negocio y que cada vez tiene que batallar más duro para salir adelante porque "no hay nadie por la calle".

También los músicos pidieron poder actuar en condiciones y reivindicaron que la música y el arte callejero también es un reclamo turístico muy explotado en otras ciudades.

Por su parte, los empresarios del ocio nocturno pidieron más presencia policial a la hora de cerrar porque para muchas inversiones que hagan, no pueden controlar la gente cuando sale de sus locales.

El representante de Farts de Soroll reivindicó, una vez más, un mapa acústico y pidió la creación de una mesa para sacar adelante esta herramienta que debería acercar posiciones.

 Las dos representantes del equipo de Gobierno, Begoña Floria (PSC) y Imma Rodríguez, coincidieron en defender que la ciudad no está dormida.

Rodríguez, que ostenta la cartera de Turismo, aseguró que "Tarragona está despierta si los ciudadanos lo están" y defendió que hasta ahora, no se había apostado por el turismo de la ciudad.

Floria defiende que los párkings no son un problema, más en una apuesta decidida por el transporte público. La socialista defiende una "ciudad para las personas, no para los coches".

Los tres representantes de la oposición han defendido que la ciudad sí está dormida, aunque Viñuales ha dado la razón a la popular de que hasta ahora, nunca se había apostado por el turismo. El candidato de Cs defiende una ciudad con actividades en la calle, como ya se hace en muchas otras en Europa, que de paso también revitalizaría el comercio y unos aparcamientos más baratos para no "expulsar más los visitantes"

También Nadal sostiene que hay que abaratar el precio para aparcar en Tarragona a un máximo de 3 euros y que hay que apostar por el comercio de proximidad.

Finalmente, Xavi Puig ha prometido que "escuchará mucho" y por ello, propone articular la ciudad en distritos, a fin de dar más participación a los vecinos y empresarios y lamentó la gran ocasión perdida de mostrar Tarragona en el mundo durante los Juegos del Mediterráneo " en lugar de paracaidistas ".

En conjunto, se pidió soluciones al abandono del centro, el goteo constante de cierre de negocios, la lentitud administrativa y, sobre todo, las trabas a la hora de dinamizar el comercio y el ocio de la ciudad.

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.