Reconocidos Premis Ones 2018 (2): Ana Garrido, la trabajadora municipal que fue valiente y destapó la trama Gürtel

Ana Garrido Ramos (Málaga, 1966) es una de las personas que posibilitó que se destapase el caso Gürtel, la trama de corrupción política más importante de la historia de España. Ella es una de las principales denunciantes y la testigo clave de la Fiscalía en este escándalo vinculado al Partido Popular, principalmente en las comunidades de Madrid y Valencia. Debido a su valentía a la hora de condenar las actividades delictivas de políticos y cargos públicos, ha sufrido una durísima y prolongada campaña de acoso y ha visto como su vida de desmoronaba.

La historia de Ana Garrido como denunciante de Gürtel empieza en el ayuntamiento de Boadilla del Monte, lugar en el que trabajaba como técnica desde 1993, hasta que fue ascendida a directora del área de Juventud en 2007. Entonces comprobó que las prácticas corruptas eran muy habituales en el gobierno local: sobornos, tratos de favor a determinadas empresas, etc. Garrido fue honesta y se negó a firmar los informes irregulares que le hacían llegar. En aquel tiempo  empezó el acoso laboral contra su persona, que motivó su baja por depresión. Durante este periodo elaboró un dossier en el que demostraba algunas de las prácticas irregulares del alcalde y otros miembros del consistorio. Garrido entregó el documento a dos periodistas de El País que empezaron a tirar del hilo y averiguaron que lo que sucedía en Boadilla era una pequeña parte de una trama corrupta que afectaba a muchos otros municipios. Y así salió a la luz el caso Gürtel.

La vida de Garrido ha sido una pesadilla desde entonces. Hostigamiento, amenazas de todo tipo, campañas de desprestigio… Por todo ello, decidió abandonar su plaza y marcharse del país durante un tiempo. La mejor noticia para ella llegó en noviembre de 2017, cuando el Tribunal Supremo confirmó la sentencia que condenaba al ayuntamiento de Boadilla a pagarle una indemnización por acoso laboral. Pero el daño ya estaba hecho. Por otra parte, Garrido es una de las cofundadoras de la Plataforma por la Honestidad, un movimiento ciudadano cuyo objetivo es apoyar a los denunciantes de corrupción en la Administración Pública.

Se le otorga un Premi Ones por ser valiente y denunciar las irregularidades políticas que destaparon la trama Gürtel, por defender el Estado de Derecho y la democracia por encima de todas las cosas, por ser un ejemplo de honradez, integridad y dignidad, y por ayudar a otras personas que se encuentran en su misma situación a través de la Plataforma por la Honestidad.

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.