La CET exige a Salut que revise los protocolos del servicio de ambulancias porque “no se pueden permitir errores que puedan costar vidas”

Este miércoles se ha celebrado una nueva reunión de la Coordinadora d’Entitats de Tarragona (CET), ente que aglutina a noventa entidades del territorio. En esta ocasión el encuentro ha sido monotemático, ya que se ha centrado en la sanidad en el Camp de Tarragona, uno de los grandes caballos de batalla de la CET. La importancia de la reunión ha propiciado que los siete máximos responsables de la sanidad en Tarragona (incluyendo el director territorial del Departament de Salut, Roger Pla, y el director territorial de Serveis d’Emergències Mèdiques, Alfonso López) hayan asistido con el objetivo de resolver las dudas y atender las quejas de los presidentes de las entidades asistentes.

La primera parte del encuentro se ha centrado en las deficiencias del servicio de ambulancias. El presidente de la CET, Ángel Juárez, ha relatado su experiencia personal, cuando sufrió un infarto y tuvo que vivir en sus propias carnes las carencias del servicio. Los responsables de Salut admitieron que en este caso particular “cometimos un error interno de comunicación” que provocó la odisea del presidente de la CET. “Es un caso muy puntual y para nada habitual”, afirmaron. No obstante, Juárez les recordó que “si mi infarto hubiese sido un poco más grave, esta equivocación me hubiese matado”, por lo que les exigió que “se revisen los protocolos y se hagan los cambios necesarios para que no se produzcan más errores de este tipo, que pueden costar vidas. Cuando hablamos de vidas humanas no se pueden utilizar excusas, ni siquiera los recortes ni la falta de presupuesto”.

 

La cúpula de Salut se comprometió a estudiar una serie de propuestas: la implantación de una línea directa que conecte con el servicio de ambulancias, la eliminación de los barracones del CAP de la Granja que acogen el servicio de pediatría de cara al 2018, una partida presupuestaria que permitirá reducir las listas de espera, la puesta en marcha de la UCI pediátrica en un mes, la creación de una comisión formada por administraciones y entidades (incluyendo la CET) que realizará un estudio social en el que se comprobará cómo influye el lugar donde vive la gente en su salud, etc.

Una vez acabado el encuentro, desde la CET se valoró “positivamente” la reunión, ya que “Salut tiene en cuenta nuestras peticiones y trabaja para conseguirlas. Pero tenemos claro que una cosa son las buenas intenciones y otra la realidad. Así que nosotros seguiremos en nuestra línea: seremos críticos y duros, y no dejaremos de exponer nuestras exigencias hasta que se cumplan. Es la única manera que existe para conseguir llegar al nivel de calidad de la sanidad que nos merecemos los tarraconenses”. 

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.