Premis Ones 2017 (2): Marina Rossell, la cantautora que se ha convertido en un símbolo del feminismo y de la paz

Marina Rossell (La Gornal, 1954) es una de las cantautoras más importantes de la música catalana y una de las grandes exponentes de la segunda generación de la Nova Cançó, movimiento que nació durante el franquismo para impulsar un estilo musical en catalán. Desde que sacó su primer disco en 1977 no ha parado y su discografía ya supera la veintena de álbumes. Rossell se ha convertido en un símbolo del catalanismo, ya que siempre ha defendido y practicado la reivindicación idiomática del catalán en las artes y en el día a día.

Pero más allá de eso, Rossell también es un referente por su defensa de los valores democráticos (otro de los pilares de la Nova Cançó). De hecho, su último disco (‘Cançons de la resistència’, 2015) adapta temas que son de la resistencia, nacidos de la Segunda Guerra Mundial y contra el nazismo. Precisamente a raíz de su compromiso cívico y social ha recibido varios reconocimientos que van más allá de su vertiente artística, entre los cuales destaca la Creu de Sant Jodi, concedida por la Generalitat de Catalunya en 1988.

Así pues, Rossell se ha convertido en un referente del catalanismo y de la democracia, pero también de la paz. La cantautora ha realizado giras por todo el mundo que ha aprovechado para hacer viajes de carácter solidario: desde Armenia, Bosnia, Colombia, el Sáhara, Palestina, Israel, hasta Ciudad Juárez en México, Cuba e incluso a Bagdad, unos días antes de estallar la guerra de Irak. Estas experiencias han sido muy importantes para ella, ya que ha reconocido que le han servido para afirmarse más en su ideología, siempre comprometida con la paz y al servicio de las libertades civiles e individuales. Por todo este trabajo, recibió en el año 2007 el premio Olof Palme de la Paz, un galardón de carácter internacional de gran prestigio.

Se le otorga un Premi Ones (Mención Especial de la RIET) por desarrollar una amplia carrera en la que el compromiso social y la reivindicación de los valores democráticos siempre han estado presentes, por haberse convertido en un símbolo del feminismo y la lucha por los derechos de la mujer, y por poner su prestigio artístico al servicio de la paz, la solidaridad y la libertad.

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.