Mediterrània exige al Gobierno “que evite más subidas de la luz” y a las eléctricas “que firmen un convenio contra la pobreza energética”

Ante la crisis energética que se ha vivido esta semana en la que el precio de la luz ha llegado a su máximo histórico desde 2013, Mare Terra Fundació Mediterrània quiere denunciar esta situación en que las compañías eléctricas, con el beneplácito del Gobierno de España, están aprovechando el frío que hace en el país para enriquecerse. El gran problema de base es el sistema de fijación de precios, que a la práctica deja el camino libre a las grandes compañías energéticas para fijar el coste que quieren, sin tener en cuenta que el acceso a la energía es un derecho universal y que hay muchas personas en Catalunya y España que no pueden pagar estos recibos desorbitados.

 

Por todo ello, desde Mare Terra Fundació Mediterrània se exige que se acabe con esta situación “injusta” con la población. El presidente de la entidad, Ángel Juárez, considera que “lo que está pasando es muy grave, porque se están incumpliendo los derechos humanos universales de una manera flagrante. Los ciudadanos tienen derecho a una vivienda digna, a estar en casa sin pasar frío y a poder comer un plato caliente cuando toca. Y todo esto no está sucediendo actualmente”. Por esta razón, Mediterrània pide al Gobierno que evite nuevas subidas en el precio de la luz, ya que como máximo organismo político tiene los mecanismos suficientes como para poder evitarlo. Y en cuanto a las compañías eléctricas, se les exige que firmen el convenio contra la pobreza energética, algo que también han pedido la mayoría de administraciones catalanas.

Juárez también ha afirmado que “lo que estamos viviendo es la prueba más clara de que las compañías energéticas hacen lo que quieren porque nadie las controla. Esto es una vergüenza, porque las empresas nos estafan sin disimularlo y el Gobierno no es capaz de frenarlo. Aunque no podemos esperar nada de un Gobierno que se inventó el Impuesto al Sol. ¿Cómo puede ser que nuestro sistema priorice que las grandes compañías puedan enriquecerse mientras hay personas que se mueren de frío porque no tienen dinero para poner una estufa? Y todavía hay quien dice que el tema de las puertas giratorias es un invento de las izquierdas. Estos días está quedando muy claro para qué sirven”. El presidente de la fundación considera que “lo que tenemos que hacer como sociedad es exigir a nuestro Gobierno que regule la situación y evite todo lo que está pasando. Es intolerable que las grandes corporaciones del sector energético hagan lo que quieran y los parlamentarios no puedan evitarlo. Si hace falta, que se cierren en el Parlamento. Pero esto no puede volver a pasar”. 

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.