Galardonados Premis Ones (5): Manu San Félix, el hombre que escogió vivir en el fondo de los océanos

Desde bien pequeño, Manuel San Félix (Madrid, 1964) estaba completamente fascinado por los documentales de Jacques Cousteau. Y precisamente debido a ello, decidió dedicar su vida al mar. San Félix es biólogo marino, operador de cámara submarino y fotógrafo submarino, y en todos estos campos está considerado como un gran referente y ha recibido galardones de carácter internacional.

Manu San Félix ha publicado cientos de artículos y fotografías en las publicaciones más importantes del mundo: National Geographic, Natura, Mondo Sommerso, Tauchen… Por su trabajo fotográfico, ha recibido algunos de los galardones más prestigiosos, como el Wildlife Photographer of the Year (Londres, 2003) o el World Underwater Festival (Antibes, 2005). Actualmente, es el Director de Fotografía Submarina a nivel mundial de National Geographic.

Dentro de su trabajo en National Geographic, ha realizado más de una decena de expediciones y documentales participando como cámara submarino y director. Anteriormente, su trabajo con la cámara de vídeo bajo el mar se había utilizado en varias series para televisiones como TVE, Euskal Televista, TVG o la Northern Desuchtland Television. En 2010, dirigió su primer documental: ‘Shark Island’.

Más allá de su trabajo en los medios de comunicación, cabe destacar en su trayectoria que siempre ha sido un defensor a ultranza de los océanos y del fondo marino. De hecho, gracias en buena parte a su trabajo, la Unesco decidió conceder el sello de Patrimonio de la Humanidad a las praderas de posidonia de Ibiza y Formentera. San Félix es, en definitiva, un auténtico enamorado del mar. De hecho, se calcula que durante su vida ha realizado más de 6.000 inmersiones.

¿Por qué le otorgamos el Reconocimiento Honorífico Mediterràneo? Por la defensa de los océanos y del fondo marino, por conseguir que las praderas de posidonia de Ibiza y Formentera hayan sido consideradas Patrimonio de la Humanidad, por ser pionero en denunciar la situación de riesgo de la foca monje, y por sus valiosas imágenes que han servido para difundir y poner en valor las riquezas que se esconden en el universo submarino.

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Continuando con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Para más información, visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.